Cooperativas de Educacion

Conformación de Cooperativas de Educación

Las Cooperativas de Educación pueden tener diferentes formas en cuanto a la composición de sus asociados.

Cooperativas de Trabajo:

en ella los docentes, el personal administrativo y el resto de las personas que trabajan y que no cumplen funciones docentes, son los asociados a la cooperativa. En este caso las familias hacen la contratación de los servicios de la entidad, como si fuese una escuela privada. Los docentes, de manera democrática, eligen la organización interna, organizan las actividades educativas, teniendo cada uno de ellos un voto a la hora de resolver las diferentes cuestiones, tanto en materia educativa como en materia de administración de la entidad. Por supuesto que el margen de decisión en materia educativa está dado por lo que el Estado le permite, ya que se trata de un Servicio Público que tiene que funcionar dentro de un Sistema Educativo. Los ingresos económicos que perciben, en función de las cuotas cobradas o en función de los subsidios recibidos, son administrados por todos los que trabajan y la distribución de esos ingresos, una vez pagados los gastos que ocasiona la actividad, son distribuidos en proporción a las tareas realizadas por cada asociado.

En el reglamento interno de la Cooperativa se debe disponer de qué forma se remunera al trabajo tanto al personal docente, al directivo, como al personal no docente. Esta distribución TEÓRICA del ingreso tiene que tener relación con la distribución REAL del mismo, ya que lo que se puede distribuir son los EXCEDENTES que se producen una vez pagados los gastos que ocasiona la actividad. Todas las remuneraciones mensuales que reciben los asociados que trabajan son pagos a cuenta del excedente

cooperativa de educación
final que se conocerá cuando se realice el Balance de la Cooperativa a fin de ejercicio, que coincide, en general, con el final del año escolar.

Los docentes y no docentes AUTO GESTIONAN un proyecto educativo. La ventaja respecto de una Institución privada lucrativa es que el lucro es eliminado. El objetivo de las personas es el mantenimiento de las fuentes de trabajo, para lo cual tienen que preocuparse por la mejora permanente de sus tareas y el prestigio de la institución, que le permitiría que las familias se interesen por llevar a sus hijos a esa Cooperativa. A su vez, para que ello ocurra, deben tener un plan de capacitación permanente por cuanto, como asociados que son, los cambios de docentes implicarían una expulsión como asociados, cosa más difícil que se produzca que si desarrollan sus actividades en una institución privada (despido). Además, en las instituciones privadas lucrativas el objetivo final, como empresa, lo marcan quienes son los dueños de la institución, por supuesto dentro de los límites que el Estado tiene que imponer como Servicio Publico que es.

foro de educacion cooperativa

Cooperativas de Padres:

En realidad la figura es similar al concepto de “Cooperativa de consumo”. Las familias auto-organizan su propio servicio educativo. Son ellas las que tienen que llevar adelante la administración de la entidad y quienes tienen que contratar los servicios del personal Docente y no docente. Estas personas trabajadoras tendrán una relación de dependencia con la Cooperativa de propiedad de las familias. Este tipo de cooperativa tiene una rotación de asociados importante ya que serán asociados mientras sus hijos estén en el colegio. Aunque puede que los estatutos permitan la continuidad de los mismos, pero, en este caso, el incentivo del padre no será tan grande como cuando sus hijos cursaban en el colegio. Los padres tienen que resolver, de manera auto gestionada, qué cuota tienen que abonar como para que el colegio se auto sustente, económicamente hablando. Estos aportes pueden provenir de las cuotas mensuales que sean complementadas con los subsidios que consigan, como los que abona el Estado, especialmente a los colegios confesionales, en Argentina.

cooperativa de padres

Se entiende que las familias, responsables máximas de la educación de sus hijos, son las más interesadas en participar en este tipo de entidades. La participación que en Argentina se da en los colegios públicos, en general es sólo a través de las Cooperadoras (Cooperadoras y no Cooperativas). En este caso más que una participación en la educación, ha terminado siendo una participación para el financiamiento parcial de la Educación Pública.

 

Un ejemplo referido es la experiencia de la Cooperativa Olga Cossettini de la localidad de Capilla del Monte, en la provincia de Córdoba, es de una cooperativa cuyos asociados son los padres. Su proyecto educativo nació de la discusión entre ellos y con los docentes elegidos, quienes son los profesionales que están en condiciones de llevar a delante un proyecto educativo. cooperativa olga cossettini
Lo novedoso de esta organización está dada por la forma en que una comunidad, con pocos recursos económicos, idearon una forma de financiamiento en base a la valoración del TRABAJO de las familias participantes. Ese trabajo significa el RESPALDO de la propia “moneda” creada por ellos, que aceptan y cuyo funcionamiento y circulación está descrita en otro documento correspondiente a esta clase.

Cooperativas Mixtas:

No la desarrollaremos en demasía ya que se trata de una Cooperativa que es combinación de las dos anteriores, en donde los docentes y las familias son todos asociados, de manera que cada uno participa con un voto. En este caso la dificultad mayor está dada en que los docentes, que tienen intereses no del todo coincidentes con los de las familias, son minoría en las asambleas y es probable que puedan existir a veces auto censura en sus decisiones.

Cooperativas de Servicios Públicos Educativos:

Este tipo de entidades en Argentina no se ha dado y sería muy interesante que se puedan desarrollar. Sabido es que la ley de cooperativas permite que el Estado sea UN asociado de las cooperativas. Así por ejemplo en el caso de las cooperativas eléctricas, en Argentina, los municipios son asociados y tienen derecho a estar en el consejo de administración con un solo voto. Vale decir que el Estado municipal participa pero no decide. Así podría ser un actor importante a la hora de estar presente cuando se realiza la plena actividad de la Escuela Cooperativa (o de la Empresa Educativa). El control a posteriori que realiza el Estado en las actividades educativas privadas no es eficiente por cuanto, si hubo problemas, si bien puede obligar a rectificarlos, el daño ya se ha producido. Y, ese daño, es localizado nada más ni nada menos que en un colegio. Lo ideal es que el Estado participe pero no domine las gestiones.

Cooperativas que tienen un colegio:

colegio caraludmé

Existen cooperativas (agropecuarias en su mayoría), que aportan dinero para mantener un colegio de una zona poco poblada y ese colegio, en la práctica, está dentro de las actividades que hace la cooperativa agropecuaria. Esos colegios, otras a veces, funcionan como una asociación civil. El Estado abona los salarios de los docentes y la cooperativa se hace cargo del mantenimiento del edificio y de los gastos comunes del establecimiento.